El viatge de l’esfinx

Joan Verdú.
Sr. Velasco 3

25,00 

ISBN: 978-84-120320-2-4
2019
22,5 x 27 cm
40 páginas
Interior: Color
Cubierta: Serigrafía sobre cartoné
500 ejemplares
Idioma: Valencià
Diseño: formo

El viatge de l’esfinx es la historia de una transformación. Aburrida de su condición yacente e inmóvil, una esfinge de piedra decide, un buen día, echar a volar y emprender un viaje iniciático que le llevará por los paisajes y las épocas que conforman la cultura del Mediterráneo. Desde València hasta Egipto, pasando por las Islas Baleares, Italia y Grecia, los colores y las sensaciones derivadas de esos parajes le harán sentirse una esfinge viva, y nunca más una figura pétrea e inmovilizada. El viatge de l’esfinx refleja una busca del origen que es, finalmente, el encuentro consigo misma.


Joan Verdú (Alzira, 1959 – Alginet, 2017) fue dibujante y cartelista, pintor, escritor y articulista. Comenzó realizando carteles e ilustraciones que guardan una cierta familiaridad con obras de Manuel Boix o Miguel Calatayud, aunque su mayor referencia fue el arte pop y, en concreto, Andy Warhol (con el permiso de Pablo Picasso y Josehp Beuys). En la década de los años noventa decide centrarse en la pintura y renunciar a todo lo demás, realizando un número importante de exposiciones en galerías y centros de arte. Con frecuencia, estas exposiciones muestran series definidas por un tema y un estilo concretos, lo que potenció la coherencia en el desarrollo de «personajes simbólicos» propios, al tiempo que permitió una amplia variedad de recursos estilísticos. El viatge de l’esfinx muestra a la perfección tanto esas influencias primeras, derivadas del cartelismo, como refleja el momento histórico cuando se realizó, el año 1989.

ISBN: 978-84-120320-2-4
2019
22,5 x 27 cm
40 páginas
Interior: Color
Cubierta: Serigrafía sobre cartoné
500 ejemplares
Idioma: Valencià
Diseño: formo

El viatge de l’esfinx es la historia de una transformación. Aburrida de su condición yacente e inmóvil, una esfinge de piedra decide, un buen día, echar a volar y emprender un viaje iniciático que le llevará por los paisajes y las épocas que conforman la cultura del Mediterráneo. Desde València hasta Egipto, pasando por las Islas Baleares, Italia y Grecia, los colores y las sensaciones derivadas de esos parajes le harán sentirse una esfinge viva, y nunca más una figura pétrea e inmovilizada. El viatge de l’esfinx refleja una busca del origen que es, finalmente, el encuentro consigo misma.


Joan Verdú (Alzira, 1959 – Alginet, 2017) fue dibujante y cartelista, pintor, escritor y articulista. Comenzó realizando carteles e ilustraciones que guardan una cierta familiaridad con obras de Manuel Boix o Miguel Calatayud, aunque su mayor referencia fue el arte pop y, en concreto, Andy Warhol (con el permiso de Pablo Picasso y Josehp Beuys). En la década de los años noventa decide centrarse en la pintura y renunciar a todo lo demás, realizando un número importante de exposiciones en galerías y centros de arte. Con frecuencia, estas exposiciones muestran series definidas por un tema y un estilo concretos, lo que potenció la coherencia en el desarrollo de «personajes simbólicos» propios, al tiempo que permitió una amplia variedad de recursos estilísticos. El viatge de l’esfinx muestra a la perfección tanto esas influencias primeras, derivadas del cartelismo, como refleja el momento histórico cuando se realizó, el año 1989.